viernes

Porqué no te funcionan las afirmaciones

He visto que muchas personas dicen "a mi no me funcionan". Pues eso no es verdad. Las afirmaciones siempre funcionan, todo el tiempo funcionan, todos vivimos todos los días en base a las centenas de afirmaciones que hacemos durante el día. Cuando dices :"me siento mal, ni pareja me dejó", esa afirmación es válida, funciona para ti; estarás sitiéndote mal todo el tiempo, tu lo afirmaste, lo decretaste y si funciona.

Las afirmaciones son oraciones asertivas, solo eso. Desde pequeño te han enseñado todo mediante la repetición de afirmaciones, así se programó tu subconsciente, tu mente, y así es como adquiriste todas las creencias que tienes.
La utilidad de esta herramienta es precisamente para reprogramar nuestra mente, cambiar viejas creencias que nos limitan, nos detienen y no nos dejan desarrrollar nuestro potencial. Esas creencias forman parte de lo que llamamos el Paradigma, de lo que hemos hablado muchas veces en el blog. El paradigma está formado por el conjunto de creencias, hábitos y manera de pensar y actuar habituales de una persona, de un grupo social, de una sociedad completa y también del mundo completo.

     Las dificultades que algunas personas tienen con las afirmaciones, se debe a que no han sido formuladas a partir y para las creencias limitantes que tiene esa persona. Que significa esto? Significa, que hay que identificar las creencias limitantes. No todas nuestras creencias son limitantes, ni todos debemos tener las mismas creencias. Por lo tanto, las afirmaciones generalizadas no funcionan, porque no impactan al subconsciente, que no las valida. Algunas afirmaciones generales, impersonales, no solo no funcionan sino que muchas veces hacen que la persona se sienta peor.
El Paradigma si bien se ve influído por el medio ambiente, es diferente en cada persona. Acaso no ves que las personas que te rodean tienen maneras distintas de actuar y pensar habitualmente? Es su paradigma. Algunas conductas de los otros te sorprenderán a ti y algunas tuyas causarán sorpresa a otros.

   Por eso, lo ideal es examinar nuestras creencias. Es un trabajo serio, al que hay que dedicarle un tiempo a diario. Como hacerlo? Te paso unas pistas para que te orientes.

a) empieza por conocerte a ti mismo, descubrirte, tener conciencia de ti. Al hacerlo elimina todas la etiquetas y autodefiniciones que llevas a cuestas (los "yo soy" asi, o así etc.). Se honesto contigo mismo, no te culpes ni culpes a los demás, no busques ser aprobado, se tú mismo.

b) para observar que creencias son las responsables de que algunas cosas en tu vida no estén bien o como tu quisieras, examina (objetivamente) como te comportas, como actúas, como piensas habitualmente respecto a un determinado asunto. Eso que observas, es la forma en que se proyecta la creencia. Y quien proyecta eso es tu subconsciente, siempre frente a ese tema o asunto el te traerá la creencia que tiene al respecto, y la validará trayendo nuevas experiencias que sigan validando tu creencia.
De manera que los comportamientos reiterativos, que siguen un patrón en ti, te están mostrando la creencia. Si ves que te limita, que es la razón por la cual ese asunto en tu vida está como tu no quieres, o quieres cambiarlo, pues empieza por trabajar con esa creencia. 

c) esta tarea debes hacerla sin pelearte con tu subconsciente, porque el es tu amigo, el hace todo por tu bien. Al empezar a formular afirmaciones, tienes que ser cauteloso, para que tu subconsciente vaya validando lentamente y sustituyendo la creencia que tiene respecto a un asunto. Por ejemplo: Si tu repites la siguiente afirmación : " soy rico, soy abundante" o "el dinero me llega a cada rato", tu subconsciente no valida eso, porque él tiene la creencia de que no eres rico, te dirá: " si como no, no somos ricos, no nos viene el dinero a cada rato" y para demostrartelo te trae experiencias que te prueben su creencia, que la validen: deudas, carencia, escacez etc. Entiendes? Eso es la atracción, atraemos cosas y experiencias en la misma vibración que emiten nuestras creencias. 


Las creencias no son negativas ni positivas. Las creencias son neutras. Una creencia será negativa si te impide lograr tus metas y positiva si te ayuda a lograrlas. Es decir, adonde tu quieres llegar, determina si la creencia es positiva o negativa. Si se alinea con tus metas, con lo que tu quieres, es una creencia positiva. Pero, esa misma creencia puede en otra persona ser negativa o limitante.

El subconsciente siempre validará tus creencias, porque fue así programado y él automáticamente siente que eso es lo mejor para ti. Pelear con el subconsciente, sola hará que tu mente consciente se rinda y se desmotive.  Reprogramar nuestro subconsciente no es tarea fácil. Se requiere motivación constante, y un dialogo permanente con tu mente consciente para aliarse con el subconsciente.

Proyectamos desde adentro desde nuestro subconsciente, es nuestra perspectiva de la vida: así es la vida, así es el hombre, así es el matrimonio, así es la economía, así es el cuerpo, así es el trabajo, etc.
La creencia de “no ser querido, amado, poca autoestima”, tiene mil formas de proyectarse y validarse. La persona que tiene esa creencia, frente a manifestaciones de cariño, proyectará y validará su creencia y dirá cosas como: “porque me dice eso si no me ama, porque me trae flores si no me quiere”. Está validando, el no soy querido, no soy amado. Validará la creencia, hagan lo que hagan los demás. Esa es muchas veces la causa del fracaso en las relaciones sentimentales. Todo esto es subconsciente, porque conscientemente actúa, manifiesta y proyecta la creencia que tiene y la valida una y otra vez.
 
Si cuando niños fuimos golpeados o abusados, en el subconsciente se grabará fuertemente la creencia de que “el hombre es malo, violento, que te dañarán, te lastimarán, te abandonarán”. Porque la creencia se graba como concepto general, no es que sea tal persona me golpeo, sino que se forma la creencia de que las personas golpean, lastiman, hacen daño y crecemos con esa creencia. Cuando adultos, queremos tener buenas relaciones, queremos abrirnos a los demás y el subconsciente nos dice “no, no te abras, te van a hacer daño, te lastimarán, te abandonarán”. Es que el subconsciente en realidad, te está protegiendo de algo que cree que es peligroso para ti.
 
Por todo esto, trabaja con tus creencias, observa como se proyectan en tu comportamiento habitual. Trabaja con afirmaciones formuladas con cuidado, ve despacio conversando con tu subconsciente para sustituir esa creencia. Siempre hay que sustituir una creencia limitante por otra potenciadora, porque si no, la creencia negativa tenderá a sustituirse sola por otra de igual valor vibratorio.
En el ejemplo de no ser querido: puedes empezar trabajando tu auto estima con afirmaciones que vayan desplazando esa creencia de que no mereces ser querido. Por ejemplo céntrate en tus virtudes, si eres cariñoso/a, haz una afirmación como esta: " Que bien me siento dando cariño a ...... o a la gente", ese tipo de afirmación no la rechazará tu subconsciente, porque si eres cariñoso/a y para validarla te traerá experiencias donde puedas dar tu cariño. Ves atraes ya desde el principio del proceso cosas positivas. Luego sigues incorporando afirmaciones que mejoren tu autoestima.
 
De manera que cuál es el secreto para que las afirmaciones funcionen y cambiar las creencias? No hacer afirmaciones al azar sino buscar validaciones de lo que queremos lograr en nuestra vida.Las validaciones tienen que llevarnos a nuestras metas, a nuestros logros, el que sea, porque mira que no todo el mundo quiere ser rico en términos materiales. Hay quien quiere desarrollarse como profesional, artista, padre o madre, etc.
Debes encontrar validaciones de lo que quieres lograr tal como existen ahora en tu vida, porque a tu subconsciente no le puedes ni le debes mentir. Mentir no funciona, ojo que algunos llaman imaginación a lo que realmente son mentiras que el subconsciente rechaza. “Soy rico” es una mentira si no tengo más que para subsistir. Encuentra validaciones en tu vida que representen lo que tu deseas lograr y formula afirmaciones a partir de ellas que te lleven a tus metas. Solo con la validación del subconsciente es posible lograr crear lo que queremos.


Esta es una forma de trabajar, la que yo considero más efectiva, menos mágica y más real, más posible y sobre todo sin sorpresas. Tu estás así trabajando en conjunto con tu mente consciente y tu mente subconsciente, como amigos que son. Juntos forman un equipo invencible.

2 comentarios:

  1. Anónimo13:35

    muy buen articulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y tu comentario. Vuelve pronto. Cuidate y avanza siempre.

      Eliminar

Tu nombre o seudónimo y tu e-mail y deja tus comentarios,dudas, consultas y cuanto quieras decir.